domingo, 25 de noviembre de 2012

LA PASIÓN TURCA

Hoy quiero recordar un verdadero clásico del genial Antonio Gala: “La pasión turca”. Todos recordamos la película de Ana Belén basada en este libro, la cual, tuvo ciertos seguidores y unos cuantos detractores. A mí personalmente no me disgustó.

Sin embargo, la novela de Antonio Gala me encantó. De este escritor he leído libros que he disfrutado mucho, como el que hoy tratamos o “El manuscrito carmesí”, por ejemplo, y otros que no he podido con ellos, como su ensayo: “La casa sosegada”. Tiene una literatura muy inteligente y particular, pero cierto que a veces es un tanto espesa y difícil.

Centrándonos en “La pasión turca”, nos encontramos entre sus páginas una historia de amor platónica en la que Desideria, su protagonista, no solo dará un cambio radical a su vida sino que llegará a autodestruirse física y moralmente perdiendo toda su dignidad como mujer por el amor de Yaman. Dejó escritos varios cuadernos personales donde nos cuenta su triste y desgarradora historia, los cuales, llegaron a España en una caja de delicias turcas.

Contaba con su vida ya montada en Huesca, su trabajo, sus grandes amigos y un supuesto buen marido, en el que todo el mundo admiraba su futuro porvenir, y con el cual, acabó casándose, quizá, porque eran la pareja perfecta y a todo el mundo le gustaba, más que porque estuviera enamorada de él.

Pero, en un viaje a Turquía, que programan con su grupo de amigos, Desideria conocerá a Yaman, el guía que les acompañaba. Apuesto, exótico y encantador. Desde la primera vez que se miraron, una gran atracción surgió ente ellos, y a la cual sucumbieron a la mínima oportunidad que les surgió. Cuando llegó la hora de volver a España, él le dejó una puerta abierta al sugerirle ser socios con su propuesta de abrir una tienda en Huesca de alfombras turcas.

Gracias a la tienda mantuvieron el contacto entre ambos. Y tras cierto tiempo y acontecimientos que no quiero desvelar, llegó lo inevitable: Desideria dejó todo para irse a Estambul y casarse con Yaman. Hasta aquí todo perfecto, pero, su enamorado escondía su verdadera ocupación, como narcotraficante, y su naturaleza como marido. Desideria tuvo que acostumbrarse a la vida musulmana, a la obediencia a su marido y a su vida como esposa de un musulmán. Pero estaba tan enamorada que se vio haciendo cualquier cosa que le pidiera y admitiendo todo lo que él quisiera hacerla, aunque su degradación llegó a situaciones ilimitadas, perdiendo toda su dignidad; quizá, lo único que le quedaba por sacrificar.

Sólo os he situado un poco la historia por encima para que os hagáis una idea, sin meterme realmente en lo más importante, no quiero desvelar más. Solo comentar, como anotación final, las locuras que todos podemos llegar a hacer cuando surge ese amor tan incondicional en nuestras vidas.

Aunque hayáis visto la película, que no llega a ser mala del todo, es cierto, que en el libro entiendes mejor la situación de Desideria. Sientes su alegría y su amor en contraposición a sus penalidades y desdichas. Hay veces que la comprendía y admiraba por todo lo que fue capaz de hacer por Yaman. Pero, otras veces me daban ganas de zarandearla, para que espabilara.

Es bonito ser capaz de vivir un amor como para dejarlo todo por él, pero creo que lo primero que tenemos que hacer es amarnos a nosotros mismos y pienso que la dignidad no debemos perderla nunca, ni siquiera por este noble sentimiento como es el amor.

Y vosotr@s, ¿la habéis leído?, ¿haríais o habéis hecho cualquier cosa por amor?

9 comentarios:

  1. Yo leí el libro hace muchos años y he visto la película un par de veces. Por cierto, se rodaron dos finales de la película porque a Gala no le gustó el que proponía el director. Tanto libro como peli me gustan. Besos

    ResponderEliminar
  2. Mi madre lo tiene y se lo ha leido y la encantó pero yo no lo dí demasiada importancia, ahora que el autor regresá con una nueva novela, le quiero dar una oportunidad.
    Me gustan las novelas realistas, he leido alguna sobre el tema que trata el autor y no me gustaron mucho, llegue a abandonar dos de ellas pero siendo Antonio Gala y haciendote caso a ti y a mi madre, puede que la rescate

    besos

    ResponderEliminar
  3. Lo leí hace años y es uno de los dos libros que me han gustado de este autor (el otro fué El manuscrito carmesí)
    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola, yo he visto la peli, el libro no lo he leído por lo que cuentas debe estar bien ya que la peli me gustó supongo que el libro me gustaría más pero es que no le he dado más oportunidades a Gala desde que no pude con Más allá del jardín. Besos.

    ResponderEliminar
  5. antonio Gala no es santo de mi devoción pero recuerdo que leí el libro y terminó gustandome.

    ResponderEliminar
  6. No me gustó nada la película y la verdad es que no creo que le dé una oportunidad al libro...
    Besines,

    ResponderEliminar
  7. No vi la película ni leí el libro, pero mi experiencia en este tipo de casos (se lee un libro y después se ve la película) es que casi siempre te decepciona la película.

    De todos modos, lo anoto para futuras lecturas.

    Un beso y gracias por

    ResponderEliminar
  8. Deberíamos hacer cualquier cosa por amor. En cuanto al libro, es magnífico. Lástima que la película no le llegue ni a la suela de los zapatos. Se desvirtuó en ella la relación de amor y se pasó por alto casi el personaje masculino.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Me encantaron tanto el libro como la película (el libro más claro...)
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comentario