jueves, 29 de noviembre de 2012

CONCURSO EN LIBROS Y LITERATURA

Muchos de los que me conocéis sabéis y os habréis dado cuenta que no suelo participar en muchas iniciativas (sorteos, lecturas conjuntas...) casi siempre por falta de tiempo, y en otras ocasiones he de reconocer que lo que me gusta es escribir y leer y para eso he creado este blog y prefiero centrarme en ello. Pero, de vez en cuando, ¿por qué no? Así es que, cuando ayer, navegando por mi e-mail, me encontré con la iniciativa que me proponía: "Libros y literatura" (www.librosyliteratura.es) no me lo pensé dos veces y aquí estoy; animándoos a todos a que os apuntéis como yo.

Libros y literatura nos invita a participar en un concurso de blogs literarios. Se puede participar con una reseña inédita o si se prefiere con una que hayamos publicado este año en nuestro blog. Tenemos de plazo para concursar y presentar nuestra reseña hasta el 9 de diciembre.

Las votaciones se producirán a través de un jurado, pero, también habrá otras populares en las que se podrá participar mediante la aplicación que Libros y literatura ha habilitado en Facebook. El plazo para votar será del 10 de diciembre de 2012 al 1 de enero de 2013. De cada una de las votaciones saldrán dos ganadores: El primero de cada una ganará un ereader más 20 libros y el segundo un lote de 20 libros. Además entre todos los blogs literarios participantes y los votantes se llevará a cabo un sorteo con distintos lotes de ejemplares.

En total se repartirán 230 libros y 2 ereader. Y si esto os parece poco, nos ofrecen vales promocionales para la nueva librería online de "Libros y literatura". Si os animáis a participar; tanto presentando una reseña como para votar, os sugiero que consultéis la página web organizadora para ampliar toda esta información y acceder a las bases completas del concurso.







Yo por mi parte, como os he comentado más arriba, voy a presentarme con una reseña que publiqué hace poco y de la cual os dejo un adelanto y el enlace por si queréis leerla entera. 



«“La cebolla tiene que estar finamente picada. Les sugiero ponerse un pequeño trozo de cebolla en la mollera con el fin de evitar el molesto lagrimeo que se produce cuando uno la está cortando. Lo malo de llorar cuando uno pica cebolla no es el simple hecho de llorar, sino que a veces uno empieza, como quien dice, se pica, y ya no puede parar…”
Así empieza la historia de Tita contada por su sobrina-nieta. Un relato sabroso, aromático y sugerente, lleno de amor y pasión que con mucho gusto os regalo para deleite de vuestros sentidos.

Tita, era la menor de las tres hijas de Mamá Elena, que al quedar ésta viuda tuvo que hacerse cargo del rancho y sacarlas adelante. La historia transcurre en México, en plena revolución, donde las tradiciones y costumbres familiares quedaban grabadas para siempre en cuerpo y alma de quienes las padecían...»leer más


¡A qué estáis esperando! ¡El día 9 llega enseguida! ¡Animaos!

Por cierto, si os gusta mi reseña y queréis votarme...os estaré muy agradecida. 


-----------

domingo, 25 de noviembre de 2012

LA PASIÓN TURCA

Hoy quiero recordar un verdadero clásico del genial Antonio Gala: “La pasión turca”. Todos recordamos la película de Ana Belén basada en este libro, la cual, tuvo ciertos seguidores y unos cuantos detractores. A mí personalmente no me disgustó.

Sin embargo, la novela de Antonio Gala me encantó. De este escritor he leído libros que he disfrutado mucho, como el que hoy tratamos o “El manuscrito carmesí”, por ejemplo, y otros que no he podido con ellos, como su ensayo: “La casa sosegada”. Tiene una literatura muy inteligente y particular, pero cierto que a veces es un tanto espesa y difícil.

Centrándonos en “La pasión turca”, nos encontramos entre sus páginas una historia de amor platónica en la que Desideria, su protagonista, no solo dará un cambio radical a su vida sino que llegará a autodestruirse física y moralmente perdiendo toda su dignidad como mujer por el amor de Yaman. Dejó escritos varios cuadernos personales donde nos cuenta su triste y desgarradora historia, los cuales, llegaron a España en una caja de delicias turcas.

Contaba con su vida ya montada en Huesca, su trabajo, sus grandes amigos y un supuesto buen marido, en el que todo el mundo admiraba su futuro porvenir, y con el cual, acabó casándose, quizá, porque eran la pareja perfecta y a todo el mundo le gustaba, más que porque estuviera enamorada de él.

Pero, en un viaje a Turquía, que programan con su grupo de amigos, Desideria conocerá a Yaman, el guía que les acompañaba. Apuesto, exótico y encantador. Desde la primera vez que se miraron, una gran atracción surgió ente ellos, y a la cual sucumbieron a la mínima oportunidad que les surgió. Cuando llegó la hora de volver a España, él le dejó una puerta abierta al sugerirle ser socios con su propuesta de abrir una tienda en Huesca de alfombras turcas.

Gracias a la tienda mantuvieron el contacto entre ambos. Y tras cierto tiempo y acontecimientos que no quiero desvelar, llegó lo inevitable: Desideria dejó todo para irse a Estambul y casarse con Yaman. Hasta aquí todo perfecto, pero, su enamorado escondía su verdadera ocupación, como narcotraficante, y su naturaleza como marido. Desideria tuvo que acostumbrarse a la vida musulmana, a la obediencia a su marido y a su vida como esposa de un musulmán. Pero estaba tan enamorada que se vio haciendo cualquier cosa que le pidiera y admitiendo todo lo que él quisiera hacerla, aunque su degradación llegó a situaciones ilimitadas, perdiendo toda su dignidad; quizá, lo único que le quedaba por sacrificar.

Sólo os he situado un poco la historia por encima para que os hagáis una idea, sin meterme realmente en lo más importante, no quiero desvelar más. Solo comentar, como anotación final, las locuras que todos podemos llegar a hacer cuando surge ese amor tan incondicional en nuestras vidas.

Aunque hayáis visto la película, que no llega a ser mala del todo, es cierto, que en el libro entiendes mejor la situación de Desideria. Sientes su alegría y su amor en contraposición a sus penalidades y desdichas. Hay veces que la comprendía y admiraba por todo lo que fue capaz de hacer por Yaman. Pero, otras veces me daban ganas de zarandearla, para que espabilara.

Es bonito ser capaz de vivir un amor como para dejarlo todo por él, pero creo que lo primero que tenemos que hacer es amarnos a nosotros mismos y pienso que la dignidad no debemos perderla nunca, ni siquiera por este noble sentimiento como es el amor.

Y vosotr@s, ¿la habéis leído?, ¿haríais o habéis hecho cualquier cosa por amor?

domingo, 18 de noviembre de 2012

COMO AGUA PARA CHOCOLATE

La cebolla tiene que estar finamente picada. Les sugiero ponerse un pequeño trozo de cebolla en la mollera con el fin de evitar el molesto lagrimeo que se produce cuando uno la está cortando. Lo malo de llorar cuando uno pica cebolla no es el simple hecho de llorar, sino que a veces uno empieza, como quien dice, se pica, y ya no puede parar…”
Así empieza la historia de Tita contada por su sobrina-nieta. Un relato sabroso, aromático y sugerente, lleno de amor y pasión que con mucho gusto os regalo para deleite de vuestros sentidos.

Tita, era la menor de las tres hijas de Mamá Elena, que al quedar ésta viuda tuvo que hacerse cargo del rancho y sacarlas adelante. La historia transcurre en México, en plena revolución, donde las tradiciones y costumbres familiares quedaban grabadas para siempre en cuerpo y alma de quienes las padecían. 

Un día, reciben la visita de Pedro, pretendiente de Tita desde la niñez, para pedir su mano a Mamá Elena, pero ésta le ofrece a su hija mayor, Rosaura, ya que Tita, por ser la menor, estaba predestinada a cuidar de su madre hasta su muerte, lo que la imposibilitaba para casarse. Ante la sorpresa de todos, Pedro acepta la oferta de casarse con Rosaura, pero su oculta intención, era estar cerca de Tita, ya que vivirían en la misma casa.

Tita, ante el dolor de ver a su gran amor casado con su propia hermana, se refugia entre los fogones, donde había crecido cuidada por Nacha, la cocinera, que era como su propia madre. De cada plato cocinado por Tita, emanaban sus más íntimos sufrimientos; pasión, tristeza, melancolía, amor. Cuando los comensales degustaban los deliciosos platos, elaborados por tan apasionada cocinera, se producía un ir y venir de sentimientos y pasiones, aireando hasta sus más recónditos recuerdos. Una de los momentos cumbres de esta historia, que más me gustan y que reflejan fielmente lo que os cuento, es cuando, Tita cocina; "Codornices en pétalos de rosa".

“Cuando se sentaron a la mesa había un ambiente ligeramente tenso, pero no pasó a mayores hasta que se sirvieron las codornices. Pedro, no contento con haber provocado los celos de su esposa, sin poderse contener, al saborear el primer bocado del platillo, exclamó, cerrando los ojos con verdadera lujuria.
-¡Este es un placer de los dioses!
Mamá Elena, aunque reconocía que se trataba de un guiso verdaderamente exquisito, molesta por el comentario dijo:
-Tiene demasiada sal.
Rosaura, pretextando náuseas y mareos, no pudo comer más que tres bocados. En cambio a Gertrudis algo raro le pasó.
Parecía que el alimento que estaba ingiriendo producía en ella un efecto afrodisíaco, pues empezó a sentir que un intenso calor le invadía las piernas...
[...] Parecía que habían descubierto un código nuevo de comunicación en el que Tita era la emisora, Pedro el receptor y Gertrudis la afortunada en quien se sintetizaba esta singular relación sexual, a través de la comida...”












De esta forma, Pedro y Tita, aprendieron a sentir su amor y su pasión sin llegar a poder rozarse siquiera, ante la vigilancia exhaustiva de Mamá Elena, la cual, no perdía oportunidad, para recriminar a Tita cualquiera de sus actos.


Receta a receta, plato a plato tenemos la sensación de estar ante un pudding de sentimientos del que nadie en la historia se queda a salvo. Todos ellos se nos ofrecen en bandeja de plata junto con secretos e historias nunca contadas y que solo las más viejas del rancho conocían.

Esta deliciosa historia formada por varios capítulos, cada uno de los cuales empieza por una receta, fue llevada también a la gran pantalla y he de decir que la película me gustó tanto como el libro; pocas veces he podido afirmar esto. Os dejo los sugerentes platos de Tita y os recomiendo disfrutar con este libro y si os apetece con la película. 

Tortas de Navidad

Pastel Chabela (de Boda)

Codornices en Pétalos de Rosa

Mole de Guajolote con Almendra y Ajonjolí

Chorizo Norteño

Masa para hacer fósforos

Caldo de colita de res

Champandongo

Chocolate y Rosca de Reyes

Torrejas de Natas

Frijoles gordos con chiles a la Tezcuana

Chiles en Nogada



Espero que se os haya abierto el apetito con estas recetas tan sugerentes y, si aún así queréis más, podemos tomar el postre en el blog de Inés, mi madrina.


martes, 13 de noviembre de 2012

LA TEMPESTAD

Os traigo esta novela de Juan Manuel de Prada que me leí hace tiempo y que me gustó bastante. En esta historia volvemos a encontrarnos con un cuadro de Giorgione. A algunos os sonará este pintor y tenéis toda la razón, ya que, es el mismo, que en el libro de “la tabla esmeralda”, nos recrea Carla Montero.

En esta ocasión nuestro protagonista será Alejandro Ballesteros, un joven profesor, el cual, dedicó su tesis doctoral al estudio de un cuadro del renacimiento, "La Tempestad", de Giorgione. Este cuadro le tenía obsesionado, no en balde, había dedicado cinco años a su estudio y tenía la sensación de cierto misterio, que envolvía al cuadro y que no conseguía descubrir.

Viaja a Venecia, con motivo de la exposición de lienzo original en la Galería de la Academia. Pero, recién llegado, su destino se unirá al de un hombre en sus últimos instantes de vida muriendo en sus brazos. Más tarde descubrirá su identidad y resultará ser un conocido falsificador y traficante de arte, el cual, tenía cierto trato, con el director de la Galería de la Academia, donde estaba expuesta “La Tempestad”, y con la hija de éste, Chiara, famosa restauradora.

Alejandro descubrirá junto a Chiara, no solo el amor, sino también los secretos que rodean a dicho cuadro. Venecia le envolverá en una espiral de incertidumbres: ¿quién y por qué mataron a Fabio Valenzin? ¿Su muerte tiene alguna relación con el cuadro? ¿Es casualidad que Fabio muera en los brazos de Alejandro?

Como habréis adivinado, este libro tiene su punto de arte, de misterio y cierta ración de historia. Nos descubre una Venecia sucia y maloliente, triste e inundada por las lluvias torrenciales caídas días antes.

Esta obra tiene una lectura amena y envolvente. Ganadora del Premio Planeta de 1997, cierto es, que por un lado tiene muchos admiradores pero también muchos detractores.

Y vosotros; ¿la habéis leído?, ¿qué os pareció?



sábado, 10 de noviembre de 2012

DICIEMBRE – MES DE LA NOVELA HISTÓRICA

Hoy os vengo a proponer una iniciativa de Laky del blog Libros que hay que leer. Laky va a dedicar el mes de diciembre a la novela histórica. Yo no he dudado en apuntarme ya que es uno de mis géneros favoritos.

Consiste en dedicar dicho mes a leer novela histórica y publicar reseñas sobre lo leído. Laky ha querido también facilitar un poco el tema y permite que dentro del concepto “novelas históricas” se puedan contemplar historias simplemente ambientadas en tiempos pasados. No tiene porque ser que hablen de reyes o hechos históricos reales.

Su intención es acercar este género a muchas personas a las que les parece aburrido, lento y farragoso. Yo también soy de la opinión que hay que atreverse con este tipo de novelas. Las hay totalmente ficticias, otras mezcladas con hechos reales y muchas totalmente históricas y os puedo decir que en cualquiera de los temas que prefiráis las hay buenísimas, amenas e interesantes.


Os animo a todos a participar, y si es así, pasaros por su blog donde tiene expuestos todos los requisitos.

lunes, 5 de noviembre de 2012

EL CUADERNO DE MAYA

Maya es una adolescente criada por sus abuelos paternos. Su padre, piloto y su madre asistente de vuelo se casaron seguramente porque ella se quedó embarazada. Poco después de nacer Maya, su madre la dejó en casa de sus suegros y volvió a Dinamarca divorciándose de su padre.

La vida de Maya, con su Nini y su Popo, fue feliz y consentida, aunque siempre necesitó el cariño de su padre, con frecuencia ausente, y de una madre que nunca estuvo. A cambio recibió el amor incondicional de sus abuelos y todo fue más o menos bien, hasta que, cuando ella tenía dieciséis años, su Popo querido murió y su mundo se desmoronó por completo como un castillo de naipes.

Empezó a frecuentar malas compañías, sus hormonas andaban por entonces muy revolucionadas y su vida se convirtió en una pesadilla de la que no tenía ninguna intención de salir. Aparecieron el alcohol, las drogas y su destino torcido la condujo por terrenos fangosos, los cuales, como si fueran arenas movedizas poco a poco la iban tragando. Se sentía incomprendida y aunque era consciente de su situación cada vez se atascaba más en el cuello del embudo.

A pesar de todo, Maya fue afortunada porque el amor y la ayuda incondicional de su abuela y de su padre, aunque ella pensara que a él no le interesaba nada su vida, estarían detrás velando por ella. A sus diecinueve años, escribe su historia desgarradora en el cuaderno que la regaló su Nini cuando tuvo que esconderla en un lugar remoto de Chile. Así nos llega a nosotros, en forma de diario, su sincero y estremecedor relato.

Con su escritura inconfundible y su toque espiritual, que nunca falta en sus libros, Isabel Allende, adereza, a la historia vivida por Maya, otras en un principio secundarias, las cuales, se convertirán en parte muy activa de la trama, completando a la principal, de forma magistral.

Aparecen muchas citas que me gustan y me hubiera gustado apuntar. Una de mis frases favoritas que nos escribe Maya y creo que resumen muy bien el libro es esta:

“…a mis diecinueve años he vivido siglo y medio…”

Solo me queda animaros a que lo leáis porque además de ser una historia que se lee del tirón y que te engancha desde el principio, como una droga, te llega al corazón sobre todo cuando el “monstruo de la adolescencia” está a la vuelta de la esquina. Sufriréis con Maya, con su Nini y con su Popo, pero aunque la andanza sea dura, como Maya nos dice en una ocasión:

“…las experiencias del pasado son las lecciones del futuro…”