jueves, 21 de junio de 2018

PATRIA

Llevaba tiempo detrás de leer esta obra de Fernando Aramburu y, por fin, este mes pude hacerlo. Si no lo había leído antes, fue porque no me apetecía rememorar estos años tan oscuros de miedo, odio y vidas rotas que a muchos nos tocó vivir. Sin embargo, al final decidí leerlo cuando vi que era un fiel reflejo de la sociedad vasca de aquella época y no una historia más de muerte y sinrazón. 

Y he de decir que no me ha decepcionado y una de las cosas que más me ha llamado la atención es el estilo con el que está escrito. 

El autor nos lleva del presente al pasado y viceversa con cada uno de sus personajes y además de forma continua. Quizá, al principio, cuesta un poco acostumbrarse a ese vaivén, pero no tardas en meterte en la historia de forma definitiva. 

Como ya sabéis "Patria" contiene una historia de tantas como se podían haber contado sobre las dos caras de la sociedad vasca. Ya que en este libro no vamos a encontrarnos con la historia de un asesinato o con la lucha por hacer justicia, sino con el sentir y la forma de ver las cosas tanto de unos como de otros. Así, tal cual, sin maquillaje, sin sutilezas. 

Es una historia que encoge el estómago, el alma y el corazón. No por el dramatismo, que no encontrarás en estas páginas, sino precisamente por todo lo contrario, por esa frialdad con que los protagonistas hacen frente a su destino. Y por todo lo que encierra cada una de sus posturas, opiniones y forma de ser.

Para los que hemos vivido esta época de miedo y terror desde fuera de esta hermosa tierra cuesta entender muchas cosas y la indignación no tarda en aparecer. Pero me ha gustado mucho conocer esa realidad social, que aunque se intuía, costaba creer. 

Es un libro que no te deja indiferente y que duele. Si duda alguna, una parte de mí todavía navega entre sus páginas. 

1 comentario:

Gracias por tu comentario